Blog

Miercoles , 24 de Mayo

Las redes sociales y la vida sin ellas

¿Cuántas aplicaciones de redes sociales tienes en tu teléfono móvil?


Hagamos un recuento: Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, Pinterest, Linkedin, Tinder...


Basta con levantar la vista en la discoteca Bikini Barcelona para encontrar a un buen número de personas revisando sus redes sociales o tomando una fotografía que posteriormente subirán a una de esas plataformas, etiquetando (¡cómo no!) a los amigos con quienes estaba en ese momento.



En definitiva, viendo cómo se han precipitado los acontecimientos en los últimos años en lo que respecta al consumo de redes sociales, no es de extrañar que, hoy en día, ya existan clínicas especializadas para tratar la adicción a la “vida digital”. Y tú, ¿puedes vivir sin redes sociales?


¿Cuándo hablamos de adicción?


En sus comienzos, hace unos 10 años, las redes sociales tenían un componente más inocente y menos narcisista. Agregar a un antiguo compañero del colegio o estar en contacto con un amigo que vive al otro lado del planeta, eran algunos de los usos más frecuentes que se hacían de estas plataformas. Sin embargo, con el tiempo, las redes sociales se fueron convirtiendo en el escaparate en el que muchas personas comenzaron a mostrar facetas de sus vidas hasta entonces privadas, persiguiendo la popularidad y cayendo en el postureo puro y duro de una manera compulsiva.

Las consecuencias de esta revolución digital no tardarían en dejarse ver en forma de cuadros de ansiedad ante el olvido del smartphone en casa o la imposibilidad de utilizarlo durante unas horas. Y precisamente esa dependencia extrema ha llevado a muchas personas a ingresar en clínicas de desintoxicación para tratar la adicción a las redes sociales.

Algunas señales que tendrían que hacernos reflexionar sobre este problema son:



  • Consultar las redes sociales nada más despertar.

  • Revisar constantemente tus perfiles sociales.

  • Sentir frustración cuando no se consigue el nivel de feedback esperado con una publicación.

  • Sentir enfado con la popularidad digital de otras personas.

  • Demandar con obsesión una inmediatez de interacción.

  • Desear llegar a casa para poder consultar el timeline de tus diferentes redes sociales.

  • Sustituir actividades de la “vida real” por consultar o estar pendiente de la “vida digital”.

  • Dejar de lado ciertas obligaciones por consultar las redes sociales.


Sin duda, comportamientos como los descritos arriba dejan patente un problema que, de no abordarse con realismo, puede generar trastornos mayores, tanto en términos de ansiedad, estrés, obsesión… como de autoestima y frustación cuando no se consiguen los “resultados deseados” medidos en likes. Nada mejor que esta frase extraída de trendenciashombre.com para entender lo que está ocurriendo hoy en día en este mundo de relaciones virtuales:



“ Las redes sociales han hecho que tú no seas feliz viendo ese atardecer en Palma de Mallorca si no le sacas una fotografía y la compartes. Porque realmente lo que te hace feliz es que todo el mundo sepa que estás disfrutando de un atardecer en Palma de Mallorca…”.



Por eso desde BNGrup queremos reivindicar un uso divertido, sano y natural de las redes sociales. Obviamente, su utilidad está más que demostrada y resultan de gran ayuda para estar informados y saber lo que se cuece en la discoteca Bikini Barcelona o cualquiera de los clubes asociados a nuestra agencia. Así que, ¡demos buen uso a las redes y dejemos las relaciones para el vivo y el directo en nuestras discotecas y restaurantes!

Mas información y Reservas Vip

+34 661 225 353

info@bngrup.es
Síguenos

Escribenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y publicidad basada en tus intereses. Al usar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies, según se describe en nuestra Política de Cookies

Aceptar

Compartir

Cancelar