Blog

Miercoles , 28 de Noviembre

Los orígenes de la música electrónica

Hay quien no escucha otra cosa y quien todavía se resiste a apreciarla en absoluto, pero sin duda la fiesta nocturna en clubs como la discoteca Opium Barcelona no se entendería sin ella. Lo cierto es que la música electrónica no ha dejado de crecer a lo largo de las décadas y hoy abarca mucho más que eso. Hay tantos géneros y tan diversos como los que se puede encontrar en la música más convencional, pero no se queda ahí, sino que las barreras cada vez son más difusas entre ambas y la influencia de lo electrónico más inescapable. ¿Pero cómo empezó todo esto? Desde BN Grup te damos algunas pistas.


Si entendemos la música electrónica como aquella que se basa en los sonidos creados por aparatos exclusivamente electrónicos, sin que medie el uso de instrumentos mecánicos o convencionales o jugando estos un papel secundario, podemos remitirnos a los inicios del siglo XX y los compositores más experimentales de la época. Por entonces se pioneriza una técnica aún esencial en nuestros días como es la reutilización, el ‘corta y pega’ de grabaciones previamente existentes. También se introducen los primeros instrumentos cuyo funcionamiento es totalmente basado en la electrónica, como el célebre theremin.


Para que se registren las primeras composiciones a base de sonidos generados por un dispositivo electrónico tenemos que irnos a los años 50. En esa época aún hablamos de músicas experimentales, como la musique concrète francesa o la elektronische musik alemana, que no seguían los cánones de la música popular y no eran demasiado accesibles al público general.


La clave para la popularización de la música electrónica podemos hallarla en el desarrollo del sintetizador: una interfaz versátil a partir de la cual crear todo tipo de sonidos sin depender de otros instrumentos. Desde finales de los 50 algunos de los grupos emergentes de pop rock experimentan por primera vez introduciendo elementos electrónicos en su sonido, abriendo el camino para las décadas vinientes. 


Pero si hablamos de música popular eminentemente electrónica, los ampliamente considerados como pioneros son los alemanes Kraftwerk: a partir de su formación en 1970 demuestran la mezcla de una sensibilidad pop con una producción totalmente basada en instrumentación electrónica. Otros artistas de esa primera época exploran distintas sonoridades desde lo electrónico, como Jean Michale Jarre o Vangelis, abriendo el camino para toda la explosión que vendría después y una evolución constante que no ha parado hasta nuestros días.


 

Mas información y Reservas Vip

+34 661 225 353

info@bngrup.es
Síguenos

Escribenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y publicidad basada en tus intereses. Al usar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies, según se describe en nuestra Política de Cookies

Aceptar

Compartir

Cancelar